¿Qué hacer cuando nuestro vecino no paga las cuotas de la Comunidad de Propietarios?

   Dada la coyuntura actual no es poco frecuente encontrarnos con más de un vecino que no tiene al día sus cuentas con la Comunidad de Propietarios, ello no sólo produce un quebranto para ésta, sino que también repercute negativamente en los vecinos que religiosamente mantienen sus cuotas al día.

Ante esta situación, en Litiscan Abogados le proponemos no dejar pasar ni un día más y actuar. Para ello, el presidente o el administrador, si así lo acordase la junta de propietarios, podrá  reclamar el pago de las cuotas judicialmente a través del proceso monitorio, es decir, un mecanismo que nos ofrece el ordenamiento jurídico para dar celeridad a dichos asuntos.

Para poder poner en marcha el mencionado proceso serán necesarios unos requisitos previos. Éstos serían, en primer lugar, convocar una Junta para obtener la liquidación de la deuda con la Comunidad de Propietarios por quien actúe como secretario de la misma, con el visto bueno del presidente. Y en segundo lugar, que se le haya notificado al vecino que adeuda ciertas cantidades, siendo el método más idóneo el envío de un burofax al domicilio que cuente para notificaciones o de no constar un domicilio para notificaciones se procederá a la notificación en el piso o local.

Reunida toda la documentación necesaria se procederá a presentar la petición inicial del procedimiento en el Juzgado competente para que en el plazo de 20 días se requiera al vecino deudor para que nos abone el importe que nos adeuda o en ese mismo plazo se oponga al pago con algún motivo acreditado, iniciándose así el juicio que corresponda según la cuantía de nuestra deuda. Siendo el juicio verbal el cauce apropiado si nuestro montante no supera los 6000 euros, y el juicio ordinario si efectivamente se superaran.

Si el vecino deudor no se opusiere a su deuda ni compareciera en el juzgado, el Secretario Judicial dará por terminado el proceso monitorio y dará traslado a la Comunidad el despacho de ejecución.

En relación a las costas en la Ley de Propiedad Horizontal se establece en su artículo 21 punto sexto “Cuando en la solicitud inicial del proceso monitorio se utilizarán los servicios profesionales de abogado y procurador para reclaman las cantidades debidas a la Comunidad, el deudor deberá pagar, con sujeción en todo caso a los límites establecidos en el apartado tercero del artículo 394 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, los honorarios y derechos que devenguen ambos por su intervención, tanto si aquel atendiere el requerimiento de pago como si no compareciere ante el tribunal. En los casos en que exista oposición, se seguirán las reglas generales en materia de costas, aunque si el acreedor obtuviere una sentencia totalmente favorable a su pretensión, se deberán incluir en ellas los honorarios del abogado y los derechos del procurador derivados de su intervención, aunque no hubiera sido preceptiva.” Es decir, el deudor podrá acarrear con los gastos que le suponga a la Comunidad el proceso monitorio en relación con los honorarios de los abogados y procuradores.

Por tanto, y para concluir, encontrarnos ante un vecino moroso no debe suponernos un quebranto, puesto que contamos en el Ordenamiento Jurídico con soluciones prácticas y rápidas.

Realizado por Elena Calero Medina para “Litiscan Abogados” bajo licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 España (CC BY-NC-SA 3.0))

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s