LA CONCILIACIÓN, ESA GRAN DESCONOCIDA…

conciliación imagen. manosLa conciliación nos permite resolver ciertas controversias sin acudir a la vía judicial. Se trata de una vía civilizada mediante la cual con la ayuda de un tercero totalmente competente e imparcial, el cual recibe el nombre de conciliador, se procura resolver un problema utilizando para ello un espacio de dialogo con el objetivo de llegar a un acuerdo amistoso entre las partes, teniendo este  pleno efecto jurídico.

 

            Se trata de una vía, que tiene amplias ventajas:

          1.       Aparte de que evita llegar a la jurisdicción ordinaria con litigios de larga duración, mejora la relación entre las partes que se encuentran en conflicto. A través de esta  vía no existen ganadores ni perdedores.

          2.       Los acuerdos que se realicen mediante este tipo de actos, tienen el mismo valor que una sentencia, siendo por ello de obligado cumplimiento para las partes.

        3.       Todo lo que se trate en el acto de la conciliación, no tendrá ninguna validez para procesos posteriores si las partes no logran llegar a un acuerdo.

           4.       Se trata de un procedimiento muy práctico y no requiere formalismos especiales.

            Las peticiones de conciliación se pueden tramitar teniendo por motivo muchísimas razones, ya sea reclamaciones de cantidad, o cualquier otro tipo de controversia siempre y cuando no verse sobre:

a)       Cuestiones en que estén interesados las Administraciones Públicas (El Estado, Las Comunidades Autónomas…)

b)       Juicios en que estén interesados los menores y los incapacitados para la libre administración de sus bienes.

c)       Juicios de responsabilidad civil contra Jueces y Magistrados.

d)       Y todos los que se promuevan sobre materias no susceptibles de transacción ni compromiso.

 Para poder llevar a cabo esta vía es necesario presentar solicitud por escrito ante los Juzgados de Primera Instancia o de Paz del domicilio del demandado, siendo estos los únicos competentes. De igual forma se procederá cuando el que se pretende que sea conciliado sea una persona jurídica, pero en este caso será competente el Juzgado de Primera Instancia o de Paz, donde radique su sucursal, oficina o delegación abierta al público.

           Una vez ello, El Secretario Judicial, o el Juez de Paz según corresponda para cada caso, mandaran a citar a las partes, señalando el día y hora en que va a tener lugar la comparecencia. Por imperativo de nuestra Ley, entre la citación y la comparecencia debe de mediar como mínimo veinticuatro horas, este término se podrá reducir si existieren justas causas para ello. La forma de llevar a cabo la citación es la habitual que establece nuestra Ley de Enjuiciamiento Civil.

           Ambas partes estarán obligadas a comparecer en el día y hora señalados, si alguno de ellos no lo hiciera sin manifestar justa causa para justificar la ausencia, se dará el acto por intentado sin efecto, condenándolo en costas.

          Una vez se han citado a las partes de forma anteriormente expuesta, comienza la celebración del acto de conciliación el día que se hubiere indicado para ello, en el, el demandante expondrá su reclamación y manifestando los hechos en los que se apoye. Posteriormente, el demandado contestará lo que crea conveniente y además podrá exhibir cualquier documento en que funde sus excepciones. Si no hubiera acuerdo entre las partes, el Secretario Judicial o el Juez de Paz respectivamente procurarán avenirlos. Si ello no fuera posible se expedirá una constancia de la imposibilidad de lograr un acuerdo, la cual puede sernos útil si alguna de las partes adelanta un proceso judicial basándose en los mismos hechos, puesto que contamos con un documento que nos serviría para acreditar nuestra buena fe, cuestión a tener en cuenta ante una posible condena en costas.

Si por el contrario lograran la avenencia se dictará auto aprobándola y acordando el archivo de las actuaciones. El acta de conciliación, se extenderá en un libro que llevará el Secretario del Juzgado, debiendo ser firmada por todos los concurrentes.

            La conciliación es una vía bastante atractiva teniendo en cuenta todos los beneficios que conlleva. En Litiscan Abogados contamos con una amplia experiencia en realizar éste tipo de actuaciones, llegando a alcanzar un 98% de avenencias en nuestras actuaciones. Es por ello, por lo que invitamos a tenerla en cuenta a la hora de resolver sus conflictos y nos ofrecemos a prestarle la atención que ello le requiera.

 

Amalia Afonso Toledo para “Litiscan Abogados” bajo licencia CreativeCommons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 España (CC BY-NC-SA  3.0))

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s